Desconectada del mundo.

El tiempo no cura nada, esperar no cambia las cosas, hacer cosas las cambia

6 jul. 2010

" Había pasado mucho tiempo ya, y esta vez el tiempo parecía estar de mi lado. Acordamos vernos, habían pasado dos semanas , pero para mí cada día había dolido tanto. Mientras me acercaba hacia el lugar donde nos encontraríamos, lo ví, desde lejos, buscándome entre la gente. Como si temiera que no lo viera y me fuera, o si me arrepentiría. Todo el tiempo que me tomó llegar hasta ahí, sentí nervios, como si fuera la primera cita, talvez sería la última, pero tenía miedo que otra vez pudiera perderlo, que estuviera frío y me hiciera daño otra vez. Cuando me vió, me abrazó fuertemente y me besó en la mejilla. Caminamos en silencio, buscando una cafetería donde poder conversar. No hubo muchas palabras ni mucho café, él interrumpió mis silencios con un " Te he extrañado", en su raro acento español, yo le contesté sin palabras. Me acerqué y le acaricié la mejilla, mirándolo fíjamente. Él tomó mi mano, y conversamos un rato, en español. Nuevamente acaricié su mejilla, sentía que ya no necesitabamos palabras, a veces nos jugaban en contra, en ambos idiomas. Me acercé otra vez, para acariciarle los labios con mi nariz, él cerró sus ojos y nos besamos lentamente, intentando enmendar el tiempo perdido. Con sus manos me acercó y me abrazó fuertemente. Por momentos sentí ganas de llorar, pero no había tiempo para eso. Dejó de importarme todo, los motivos para odiarlo desaparecieron. No sé qué pasará luego, lo extrañaré, nos extrañaremos, eso es cierto. "

No hay comentarios.:

Publicar un comentario